lloviendo en el jardín

El clima en la jardinería. Incluye histórico de temperaturas y mapa de la pluviosidad en España

Este artículo viene dado por algunas experiencias propias en el momento de crear un nuevo jardín o hacer algún tipo de plantación ornamental.

Aunque no lo parezca y a pesar de tenerlo como algo obvio, todavía hay ciertas personas que por lo que sea no tienen en cuenta o no tienen claro el concepto de que cuando hacemos un jardín ó plantamos alguna planta ornamental hay que tener en cuenta entre otros factores la climatología.

Quienes tenemos algún conocimiento de todo este mundo a veces vemos algunas prácticas que pueden llegar a convertirse en verdaderos despropósitos.

Como ejemplos podemos ver más a menudo de lo que se debiera, plantas tropicales que no soportan los inviernos muy fríos, en zonas de alta montaña, o especies que necesitan una humedad ambiental muy elevada en sitios que este factor brilla por su ausencia.

Bien es cierto que hay espacios que se pueden aclimatar artificialmente para que la planta pueda vivir, pero esto normalmente lleva acompañado un coste de recursos naturales y económicos importantes.

También se pueden ver plantas que no están en su entorno más óptimo pero aun así y sin medios artificiales están estupendas. Esto suele ocurrir en muy contadas ocasiones y casi siempre porque por las circunstancias que sean existen micro climas naturales y rincones mejor protegidos.

Esto me recuerda a una Buganvilla que hay en Santa Cruz de la Zarza, un pueblo de Toledo que hace un frío que pela y parece imposible que pueda estar donde está y en las buenas condiciones que se encuentra.

Buganvilla en Santa Cruz de la Zarza, Toledo

Esta es la Buganvilla de la que te hablo en pleno mes de Diciembre.

Pero bueno, vamos mejorando, gracias a la profesionalización del sector y a la cantidad de información que tenemos a nuestro alcance, parece que vamos yendo a mejor en este aspecto.

Para tener plantas felices y sanas, antes de plantarlas ten en cuenta el clima de su hábitat natural. Tuitéalo a los 4 vientos

Te voy a contar un caso que podría ser perfectamente real, (de hecho lo es) del típico cliente que se ha comprado una casa, en este caso está en la sierra de Madrid y se encabezona de que el quiere unos naranjos en ese rincón que quedarían perfectos. (Este caso va de naranjos, pero podría valer para muchos otros tipos de plantas que acusen las heladas.)

Como es lógico le intentas explicar que en ese sitio no es adecuado para ese tipo de plantas, ya que hay días que se pueden superar los -10º bajo cero y que se pueden morir.

También y como cualquier profesional que se precie le intentas aportar soluciones si crees que existen.

Una de ellas es que si quiere disfrutar de esos naranjos, plantarlos en el suelo puede ser una mala decisión, pero por otro lado si los planta en macetones los puede mantener en unas condiciones bastante óptimas, esto es debido que al poder moverlos los puede proteger en el invierno bajo cubierto (con esto vuelvo a lo que te decía antes de adaptar el espacio artificialmente).

Claro, esto tiene sus más y sus menos, por un lado nunca va a poder tener un gran árbol por la evidente limitación de espacio que ofrece un macetón o jardinera y por otro lado en el invierno los vas a tener que mover y meterlos en algún sitio para protegerlos de los duros hielos de la sierra de Guadarrama, me refiero a un invernadero, terraza, pabellón, etc.

Otra solución podría ser protegerlos de los hielos sin moverlos del su sitio, me refiero a cubrirlos con algún tipo de tejido o similar. Esto se hace a veces pero bajo mi punto de vista es un arreglo a medias, ya que se puede proteger la copa de la helada directa, pero la indirecta, la del frío ambiental sigue ahí, por eso digo que esto es no es una solución completa, ya que esto no suele evitar la congelación de las raíces si vienen heladas muy severas y además si estos fríos tan intensos se alargan en el tiempo el árbol puede morir igualmente incluso con esta pseudo protección .

Por eso en este caso, lo mejor es que optes por la primera solución, la de plantarlos en macetones o similares y meterlos a cubierto en invierno. Este método es perfectamente válido y se pueden tener los naranjos en unas condiciones bastante decentes.

En definitiva, antes de decidir qué es lo que vas a plantar infórmate de las necesidades climáticas de cada planta en su entorno natural e intenta que su nuevo emplazamiento no sea demasiado diferente a este.

Con esto te aseguro que tus plantas te lo van a agradecer y tu vas a disfrutar de ellas mucho mas de su plenitud.

Los factores mas importantes que tienes que tener en cuenta son:

  • Pluviosidad
  • Temperatura en diferentes épocas del año, máxima y mínima.
  • Altitud

Estos datos van ligados a otros factores como por ejemplo el tipo de suelo, aunque esto es otro tema. Si quieres saber más sobre esto te dejo el enlace a un artículo monográfico que tengo sobre el suelo. "Que es el suelo, sus tipos, su estructura y cómo hacer un análisis del PH del suelo y del agua en casa." el cual te recomiendo.

Ahora te voy a dejar dos cosas que pueden resultar practicas: un histórico de temperaturas con datos recogidos en distintas estaciones de la península y un mapa ampliable con la pluviosidad. 

Mira el histórico de temperaturas y un mapa de la pluviosidad en España. Tuitéalo a los 4 vientos

 

Histórico de Temperaturas en España

 

Descarga el histórico de temperaturas mínimas y máximas en algunas estaciones de la península según el AEMET (Agencia estatal de meteorología).

 

 

Mapa de pluviosidad en España

 

Descarga el mapa original del Instituto Geográfico Nacional

 

 Para terminar te aconsejo que respetes en la medida de lo posible los factores que te he contado, pregunta a profesionales, asegurate de que lo que pones en práctica  está avalado por sitios de confianza y muy importante, observa las plantas que hay en tu zona, ya sea en jardines ó las autóctonas del lugar.

Muchas veces intentamos introducir especies exóticas cuando seguro que con las plantas originarias de la zona te evitarás muchos disgustos y quebraderos de cabeza, además que colocadas con criterio y un poco de gusto se pueden tener tener jardines muy bellos y perfectamente adaptados a la climatología del lugar, lo que se traduce en menos mantenimiento, menos trabajo y plantas más felices.

Por mi parte aquí dejo el tema, si quieres contribuir con algún comentario todo tuyo.

Un saludo. 


BIBLIOGRAFÍA:


QUIZÁ ESTO TAMBIÉN TE INTERESE:


ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN: